Conclusiones

La descentralización de la asistencia sanitaria a la Comunidades Autónomas se realizó con un escaso desarrollo de instrumentos de coordinación.

Con limitadas excepciones, en el momento actual, desconocemos cuales son los resultados en calidad y seguridad de los principales procesos y procedimientos de la atención cardiovascular en España.

Cada vez más existe una demanda importante en relación a dicha información, no solo como un ejercicio de trasparencia sino como una herramienta para la identificación e introducción de mejoras en el sistema.

La Sociedad Española de Cardiología tiene la responsabilidad de promover las reformas organizativas y de gestión que precise el SNS para garantizar la calidad, seguridad y eficiencia de la asistencia cardiovascular.

La evaluación regular y sistemática de procesos o procedimientos asistenciales tiene como objetivo mejorar la calidad y el resultado de la atención al paciente mediante una revisión estructurada de prácticas, procedimientos y resultados, los cuales son examinados frente a estándares de buenas prácticas, con modificaciones de las prácticas donde sea indicado y con la aplicación de nuevos estándares, si es necesario.